[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]
 

Enaguas: pieza clave en la indumentaria tradicional

19 Jun Enaguas: pieza clave en la indumentaria tradicional

A partir de ahora ya puedes reservar tus enaguas en la tienda online de Álvaro Moliner. Aprovechando la ocasión, hemos querido volver la mirada a los orígenes de esta prenda.

Las enaguas, muchas veces olvidadas, como el resto de piezas interiores del vestir tradicional de la mujer, resultan una pieza clave para cualquier amante de la indumentaria tradicional. ¿Quieres saber por qué?

 

Volumen en las enaguas: antecedentes históricos

Con más o menos exigencia, es la moda, como en la actualidad, la que marcaba el volumen en las faldas y, por ende, de las enaguas. Pero a un ritmo mucho más lento que el actual y con una implantación desigual dependiendo de cada clase social.

El devenir de las décadas hace que el volumen de las enaguas se vaya repartiendo de forma diferente. 4 metros repartidos regularmente es el tipo de volumen propio del siglo XVIII y prácticamente hasta principios del XX mantenido en las clases populares. Es en la tercera mitad del siglo XIX cuando el reparto del vuelo de la enagua adopta diferentes formas, acumuladas en la parte posterior del cuerpo, y alargándose hasta los tobillos.

Las enaguas pasan entonces a incorporar otros artefactos como tontillos, meriñaques o polisones, según modas.

Hoy en día el uso de sucesivas enaguas es utilizado en la indumentaria tradicional de corte historicista para reproducir aquellos volúmenes, aunque también se ha incorporado el uso de cancanes que evocan de manera efectiva cada tipo de volumen deseado.

 

Fuente imágenes: propia

 

Materiales y motivos en las enaguas

Las mujeres de las distintas clases sociales utilizaban en sus enaguas diversos tejidos, como el hilo, el lienzo o el algodón de varias calidades, de importación o realizados en los telares caseros tan habituales en la época.

Los tejidos más finos se imponen con la industrialización de las décadas posteriores, y paulatinamente se deja de exigir volumen a las faldas. Es en este momento cuando se generaliza la presencia en las enaguas de encajes y puntillas, e incluso tira bordada mecánica.

También fueron muy populares las enaguas a rayas o “vías” conocidas popularmente como “Vions”. Estas enaguas cumplen las mismas funciones que las enaguas blancas, aunque el hallazgo repetido de este tipo de enaguas con manchas en la parte frontal parece indicar su uso para trabajos y tareas varias.

Por tanto, cada tipo de enagua servirá para representar el tipo de indumentaria tradicional que se quiera vestir en cada ocasión. ¡No lo dudes y escoge la tuya!

No Comments

Post A Comment