[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]
 

Álvaro Moliner -Antes-

Álvaro Moliner desde 1939

La empresa nace en 1.939 recién terminada la guerra civil española, en una época sumamente difícil, su fundador Álvaro Moliner Villarroya, abre su primer establecimiento en un pequeño local entresuelo situado en la calle San Vicente nº 32 en pleno centro de esta ciudad de Valencia.

Desde aquel momento este primer comercio textil dedicó atención exclusiva a dos artículos que han sido su buque insignia durante los casi setenta años de existencia, los MANTONES DE MANILA Y LOS VELOS Y MANTILLAS.

Tras unos años de dura lucha en la posguerra, Álvaro su fundador emprende un a nueva aventura y en 1.945 adquiere un local en un punto de acreditada tradición comercial situado en el Pasaje Ripalda, 18 esquina a la Plaza Mariano Benlliure en cuyos locales sigue prestando servicio al público valenciano.

El 28 de Junio de 1.946 se inauguró este local que sería, durante los años cuarenta y cincuenta punto de referencia del comercio textil valenciano, sus extraordinarias lanas, sedas, pañerias y sobre todo sus afamados Mantones de Manila y sus Mantillas alcanzaron fama inigualable.

Año tras año se sucedieron numerosas campañas promociónales apoyadas por un gran despliegue publicitario en prensa y radio, entre otras ya en 1.948 el “Desfile de la moda” y “Selecciones de moda”. Y más tarde otras como “Mes blanco, “Operación verano” “Festival de la Labradora” y en 1953 nace la que fue año tras año la que alcanzó mayor fama y cada mes de Enero congregaba a toda valencia a sus establecimientos la “CABALGATA DEL RETAL” y en los últimos años la que viene desarrollándose todos los veranos “FERIA DEL MANTON DE MANILA”.

En 1.955 y debido a la expansión de la firma incorporando la sección de “Venta Mayor”, abre un nuevo establecimiento en la calle de la Sangre 7 , local destinado exclusivamente a dicha venta.

Otra fecha sobresaliente en la trayectoria comercial de la firma Álvaro Moliner, es el verano de 1.963 cuando adquiere los nuevos locales sitos en calle Convento Santa Clara 10, que culmina con la inauguración de la gran remodelación de estos locales en una fecha muy significativa para todos los valencianos, el 9 de Octubre de 1971, sus cuatro grandiosas plantas ocupaban una superficie de más de 2.000metros cuadrados, desde dónde se distribuían las mercancías a todas las ciudades de España. La Firma valenciana alcanzó su máximo esplendor durante estos primeros años de los setenta llegando incluso a exportar a los países del Oriente Medio.

El 8 de Febrero de 1.974 fallece su fundador Álvaro Moliner Villarroya, después de una vida entregada al comercio en la que fue figurada destacada. Tras el fallecimiento de su creador aparece la terrible crisis llamada del “Petróleo” la inflación hace temblar los cimientos de las empresas más sólidas, y la firma tiene que defenderse ante tan brutal envite haciéndose fuerte en su primitiva fortaleza, el establecimiento de Pasaje Ripalda, especializándose en aquello que le dio fama en sus principios es decir los Mantones de Manila, las mantillas y la Indumentaria valenciana, ocupando en la actualidad los primeros puestos en la comercialización de estos productos.